Endodoncias: motivos y objetivos

atm-1
Disfunción temporo-mandibular: soluciones
7 noviembre, 2016
sedacion-dental-1
Sedación consciente dental
7 diciembre, 2016
Mostrar todo

Endodoncias: motivos y objetivos

endodoncia-1

Las endodoncias, como su propio nombre indica, se trata de unos tratamientos que se realizan en el interior del diente, y que de manera coloquial lo que hacen es matar el nervio.

De una forma más científica, el proceso de la endodoncia pretende eliminar la pulpa dental, y sellar el conducto pulpar con el fin de que la caries profunda que lo haya ocasionado, quede zanjada de manera radical para evitar males mayores, y molestias continuas.

En nuestra Clínica Inboca de Alicante, queremos que los pacientes se sientan cómodos y en las mejores manos con este tipo de tratamientos, por eso a través de este artículo, y de este enlace, donde podrán encontrar información de contacto con nuestros profesionales, daremos unas pequeñas nociones de diagnóstico y tratamientos eficaces para atajar el problema de las caries profundas y sus consecuencias.

ENDODONCIAS: QUE SON

Las endodoncias se aplican como extirpación total de la pulpa dental, tejido conectivo que se encuentra en el interior de cada diente, y que aporta el sostén del exterior de cada pieza dental, al presentarse rodeado de la dentina.

Estas técnicas endodónticas, se aplican en piezas dentales rotas, o con caries muy profundas, que en definitiva, están afectando al nervio del diente, llegando a producir pulpitis o infección e inflamación del tejido pulpar.

Las endodoncias evitan la extracción del diente afectado, ya que al sanearlo desde su interior, permite que esta pieza dental pueda tener su función habitual sin necesidad de ser sustituida por otro tipo de soluciones dentales.

endodoncia-2

En casos en los que el aspecto estético no se ve perjudicado si se extrae la pieza dental, como es el caso de las muelas del juicio, se puede optar por esta solución. En todos los casos, en general, hacer un diagnóstico real y acertado de la lesión, es lo que determina la realización de la endodoncia como principal tratamiento dental, y su posterior proceso de sanación que precise.

CUANDO REALIZAR UNA ENDODONCIA

Una endodoncia se suele practicar cuando se origina un dolor continuo y constante en alguna pieza dental, que se agrava o se siente más, con estímulos de temperaturas extremas (calientes o fríos), y al masticar alimentos dulces o ácidos.

En ocasiones, con dolores intermitentes pero intensos, también puede pensarse que existe un problemas en la pulpa dental, por lo que una visita al dentista de vez en cuando, a modo de revisión, será la opción más acertada para atajar este tipo de problemas dentales.

El mejor momento para realizarse una endodoncia, será cuando la sensibilidad de los dientes aumente hasta límites incómodos para el paciente, que será cuando realmente una endodoncia tenga su verdadero cometido, extirpando todo el tejido infectado, y reparando ese diente que estaba enfermo.

Además, existen otros motivos por los que realizar una endodoncia se cuestiona como algo necesario para la salud dental de los pacientes, como es el caso en el que una lesión irreversible acontece en los dientes, con caries muy profundas, traumatismos del nervio expuesto, o desgaste y abrasión de los dientes, ocasionado por el roce entre ellos o por una infección notable de la zona dental afectada.

ENDODONCIAS: OBJETIVOS Y PROCESO

El objetivo de estos procesos de curación y extirpación de la pulpa dental de los dientes, no es otro sino el de sanar la parte aún salvable, y por supuesto, curar esas piezas dentales que lo necesitan, para formar parte de una dentadura bonita y sonriente, sin necesidad de grandes cambios internos dentales.

endodoncia-1

El objetivo de la endodoncia es principalmente, y en primer lugar, paliar el dolor que el paciente pude sentir en determinados recovecos de la boca al tomar alimentos muy fríos o calientes, o sabores concretos, y por otro lado, atajar un problema que aún sin dolor, puede ocasionar males mayores en las piezas dentales definitivas de los adultos.

El proceso de la endodoncia comienza con la anestesia de la zona que se vaya a tratar, para desde ahí y por encima de la corona del diente, efectuar un orificio que permita introducirse en el interior del diente sin afectar a la estructura externa del mismo, con el fin de realizar una limpieza de los conductos de la pulpa dental, y una subsiguiente obturación de los mismos, con una sustancia elástica derivada del caucho, que recubrirá desde la raíz hasta la cámara pulpar.

El proceso de la endodoncia no genera dolor, aunque unos días después del tratamiento si pueden existir molestias en la zona tratada. En cualquier caso, en una única sesión es posible finalizar este tratamiento, aunque para más información podrá visitar este enlace, en el que le facilitamos los datos de contacto para ponerse en manos de nuestros odontólogos expertos.

Los comentarios están cerrados