Halitosis y sus consecuencias

incrustaciones-2
Incrustaciones en porcelana y composite: soluciones eficaces
12 abril, 2017
clinica-dental-2016
El cuidado de los dientes de leche
12 mayo, 2017
Mostrar todo

Halitosis y sus consecuencias

halitosis-1

La halitosis o presencia de mal aliento es un problema que muchos pacientes nos vienen a consultar a menudo a nuestra Clínica Inboca de Alicante, ya que de manera generalizada supone una incomodidad, que merece la pena solventar cuanto antes, y aliviar en todos los casos.

El hecho de tener mal aliento depende de muchos factores, que a continuación veremos, pero que suelen centrarse en una higiene dental incompleta. Desde nuestra clínica dental alicantina, queremos arrojar luz en este sentido, y dar unas pequeñas pautas sobre cómo superar esas crisis de mal aliento, que en muchas ocasiones, hacen que el paciente pierda cierta calidad de vida, y se encuentre inseguro en determinadas situaciones.

Para más información, solo tendrán que ponerse en contacto con nosotros, en el siguiente enlace en el que facilitamos los datos de contacto de la Clínica Inboca de Alicante.

CAUSAS DE LA HALITOSIS

Un cepillado incorrecto o una mala higiene dental, pueden producir efectos poco deseables en todos nuestros pacientes, ya que con el tiempo se acumulan sustancias que de alguna manera intoxican la flora natural de la boca, produciendo caries, acumulación de placa bacteriana, o cualquier otro síntoma que afecte a una limpieza dental conforme a lo estipulado por los odontólogos.

En este sentido, podría ser probable que las anteriores causas produjeran el problema del mal aliento a nuestros pacientes, y además a estos motivos se añaden algunos más, como las enfermedades en las encías, que al alterar de forma natural la flora de la boca, repercute en las encías tanto en forma de enfermedades como en forma de dolencias tales como el mal aliento.

En otras ocasiones, consumir alimentos como la cebolla y el ajo, puede ser muy desaconsejable para este tipo de situaciones, en las que de alguna manera se tiene la facilidad de tener mal aliento, ya que esos productos, aumentan la probabilidad de reaccionar con la saliva, y producir un olor característico que cuanto menos, resulta ser incómodo y desagradable.

También el consumo de alcohol y tabaco, aumenta las opciones para tener mal aliento o halitosis, ya que se quiera o no, son sustancias extrañas al organismo, que interaccionan con él, produciendo este tipo de efectos poco deseados.

halitosis-2

También la sequedad bucal, provocada por la ingesta de determinados medicamentos, así como ciertos trastornos clínicos relacionados con el flujo salival, hacen que el mal aliento se convierta incluso en un continuo que siempre se quiera erradicar, incluso en situaciones en las que existe poca cantidad de saliva, podremos percatarnos de que el mal aliento desaparece de manera paulatina, siempre y cuando se tomen las medidas oportunas.

Por último, pacientes con determinadas enfermedades como la diabetes, el cáncer o enfermedades de hígado, podrían tener más posibilidades de padecer este tipo de dolencias.

CONOCIMIENTO DE LA HALITOSIS

Muchas veces darse cuenta uno mismo de que se tiene mal aliento, es algo que no suele suceder, ya que se detecta antes desde fuera que desde dentro, pero eso puede tener solución si la persona que se tiene enfrente es de confianza, y en algún momento puede decir esa incomodidad al afectado.

Otras veces, como un mero chequeo, se puede echar el aliento en la palma de la mano para poder olerlo, y así saber si se padece de halitosis de manera continuada, o bien, podría tratarse de una reacción por los alimentos que se acaban de ingerir.

En cualquier caso, interesa saber si se padece de mal aliento, para el propio bienestar del paciente, el cual se tomará la higiene bucal de una forma más seria, y por la salud dental, ya que en caso de tener dicho problema, una renovada y exclusiva higiene dental, será la solución para ese problema y muchos de los problemas relacionados con la boca que pueden acontecer.

PREVENCION DEL MAL ALIENTO

Para prevenir el mal aliento será suficiente con evitar los alimentos que lo provoquen, y además los pacientes podrían seguir los siguientes consejos:

En primer lugar, cepillar en profundidad los dientes y la lengua, al menos dos veces al día, y realizar una limpieza con hilo dental, con el objetivo de retirar la placa bacteriana en su totalidad, y que no se acumule, dando lugar a focos de mal olor y posibles infecciones, que originen otras enfermedades periodontales.

halitosis-1

 

En caso de utilizar prótesis removibles, será conveniente retirarlas por las noches y limpiarlas a conciencia, para que no se vaya acumulando suciedad de manera innecesaria.

Si por un casual, el mal aliento persistiera a pesar de los cepillados dentales y el uso del hilo dental, quizás convendría preguntarnos, utilizando el siguiente enlace con nuestros datos de contacto, con el objetivo de clarificar si el motivo del mal aliento fuera otro problema más serio, y solo los dentistas con experiencia como en Clínica Inboca de Alicante, podrán decirle la verdadera razón de su halitosis.

Los comentarios están cerrados