Disfunción temporo-mandibular: soluciones

dientes-coronas
Coronas de zirconio y emax de disilicato de litio: un 10 en estética dental
24 octubre, 2016
endodoncia-1
Endodoncias: motivos y objetivos
23 noviembre, 2016
Mostrar todo
atm-1

Las disfunciones de la articulación temporo-mandibular o ATM provocan una serie de dolencias en la zona bucal, que provocan el llamado dolor orofacial, y otras muchas afecciones poco agradables para el paciente.

En Clínica Inboca de Alicante, somos especialistas en este tipo de problemas, y el doctor José María Rubio Fontcuberta trata esta dolencia ya que está especializado con un master en Oclusión Temporomandibular, de hecho solo tendrá que consultar este enlace, para poder pedir cita previa con nosotros, y comenzar a ver que sus problemas dentales empieza a desaparecer.

¿QUÉ ES EL DOLOR OROFACIAL?

Los huesos de la mandíbula, junto con la articulación temporo-mandibular funcionan de una forma compleja que merece la pena conocer, para ver posibles causas de ese dolor facial que en ocasiones aparece.

El menisco, la cápsula articular, y los ligamentos externos e internos hacen que los movimientos de la mandíbula sean posibles, al mismo tiempo que se encuentran relacionados con el resto de estructuras óseas y musculares del cuello y la espalda.

atm-2

Esta relación que existe tan entramada entre la ATM y el resto de estructuras de la cabeza y el cuello, ocasiones tensiones en las mandíbulas, que pueden producir una mala oclusión dental, y de ahí producirse el llamado síndrome de la ATM, que se conoce por los ruidos articulares, la función incompleta de la mandíbula, y unos ruidos articulares característicos.

Además, esto se ve aumentado con otra serie de situaciones como el estrés y la tensión, que agudizan aún más esa mala oclusión dental, produciendo problemas graves en la ATM.

FUNCION MANDIBULAR ALTERADA: TRASTORNOS

Cuando la ATM se ve alterada en su funcionamiento produce un dolor facial que se extiende desde los dientes, pasando por la mandíbula, y llegando incluso a estructuras corporales como el cuello y el tronco superior.

La mala oclusión dental ocasiona estas dolencias, produciendo bruxismo en un porcentaje muy elevado de los casos, y aumentando la tensión mandibular y dental hasta límites insospechados, y sobretodo, con consecuencias poco agradables para los pacientes, como un desgaste acelerado de las piezas dentales, dolores de cabeza y cuello de distintas intensidades, y dificultad en la apertura de la boca.

Puede incluso llegar a parecer cuadros de inflamación aguda o crónica, en forma de dolor, crujidos, artritis o artrosis. También puede provocar alteraciones menisco-condilares, que limitaría los movimientos de la mandíbula o bloqueo articular.

De manera menos común, pero también posible, se puede producir una hipomovilidad mandibular crónica, acompañada de un dolor intenso al intentar abrir la boca algo más de lo que la articulación lo permite.

Y por último, se pueden producir problemas en el desarrollo y el crecimiento de la ATM, con consecuencias del tipo dolor articular, impotencia funcional de la mandíbula, asimetría facial y tumefacción articular.

Intentar que este tipo de problemas no se conviertan en crónicos, facilita la recuperación posterior, y disminuye las posibilidades de que el dolor y la disminución de la funcionalidad se extiendan en todas las estructuras óseas y musculares implicadas en los movimientos de la mandíbula.

TRATAMIENTOS PARA LA DISFUNCION ARTICULAR

La estabilización de los músculos, y el equilibrio entre dientes y articulaciones, hará que la recuperación articular sea más segura y más rápida.

En la Clínica Inboca somos conscientes de las molestias que este tipo de trastorno ocasiona, y por eso animamos a los pacientes a que a la más mínima molestia nos consulten, ya que tratado a tiempo por nuestra parte, y en consonancia con otras especialidades, la recuperación es mucho más efectiva.

atm-1

Algunos de los tratamientos que llevamos a cabo para solventar los dolores ocasionados por la disfunción de la articulación temporo-mandibular son los siguientes:

  • En primer lugar, la férula de descarga, hecha a medida con material de resina, que encaja en los dientes para evitar el roce continuo y forzado de los de arriba con los de abajo. Es el sistema más directo de tratar esta dolencia, ya que en cuestión de poco tiempo, la musculatura de la mandíbula se encontrará más relajada, y las fuerzas de masticación se verán mejor distribuidas. Esto hará que la incipiente mala oclusión empiece a corregirse.

En la Clínica Inboca, trabajamos con férulas de descarga Michigan, que poseen refuerzo y malla metálica, y está considerada como la férula de mayor calidad que se realiza hoy en día.

  • También contamos con el llamado tallado selectivo, que implica el hecho de remodelar algunos dientes, con el objetivo de que el proceso de encaje de unos dientes con otros sea facilitador de una dentadura sin tensiones.
  • Los implantes dentales o prótesis, también llamada rehabilitación oclusal, asegura una correcta estabilización de los dientes en su conjunto.
  • Ortodoncia, que corrige los casos más severos de mala oclusión en muy poco tiempo, y de esa forma mejora el resto de funciones de la mandíbula, y por supuesto el dolor facial, de forma que se podría evitar el último tratamiento, que es el quirúrgico, empleado en la complejidad que supone la disfunción cráneo-mandibular.

La observación y la percepción de molestias leves, al tratarse de problemas que no son previsibles a simple vista, hará que la intervención inmediata y un tratamiento adecuado a la gravedad de cada caso, sean determinantes para alcanzar una óptima salud dental.

De nuevo, en la Clínica Inboca nos preocupa que su sonrisa esté sana y perfecta, de forma que consultando este enlace contactará con nuestros profesionales para solventar con decisión, problemas relacionados con la articulación temporo-mandibular.

Los comentarios están cerrados